El sueño y nuestra gran aliada, la siesta

El sueño es un estado fisiológico de autorregulación,  el sueño se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración) y por una respuesta menor ante estímulos externos. No podemos privar al cuerpo de esta actividad de recuperación, conservación y preparación. Dormir permite estimular las defensas inmunitarias, la gestión del potencial energético, el crecimiento, la regulación de la temperatura y la presión arterial, el descenso del estrés y la tensión, la conservación de la memoria, el aprendizaje, la producción hormonal y [...]